“Pensaba que en España el dinero se recogía de los árboles”

Tuve la oportunidad hace ya un año de entrevistar a “ uno de esos que entran por Ceuta y Melilla” para mí “ uno de esos” tenía nombre y apellidos y se merecía muchísimo más respeto que muchos españoles que conozco.

No sé trata de ensanchar el paso, o crear una valla tres veces más grandes, colocar pinchos o descargas eléctricas… se trata de escuchar, porque algo se nos está pasando por alto.

Puedo entender muchas de las opiniones que llevo días escuchando, pero cuidemos las formas porque en ninguno de los casos se trata “uno de esos”. Porque muy probablemente dentro de unos años nosotros seamos unos de esos,cuando tengamos que emigrar a Alemania o Rusia. Y sintamos el rechazo por parte de los demás países como en el caso de Suiza.

No podemos tratar a los inmigrantes que día a día arriesgan su vida por “ ser español” como delincuentes, tirándoles pelotas de goma o cogiéndoles  con rechazo como si hubieran cometido el mayor de los delitos: LA LIBERTAD

No tengo en mi conocimiento, ni la forma de cambiar las cosas ( ojalá…) pero tenía la necesidad de compartir esta entrevista.
Imagen

<<Pensaba que en España el dinero se recogía de los árboles>>

Cientos de inmigrantes intentan traspasar día a día las fronteras en busca de un sueño, una nueva vida, una oportunidad. Muchos pierden la vida y otros como Benyam con sufrimiento y paciencia lo consiguen. Ahora ha escrito un libro narrando esa larga experiencia de dos años que, aunque dura, le ha llevado a cumplir su sueño, ser español.

¿Dónde naciste?

En un pueblo a 700 km de la capital de Etiopía

¿Cómo era la vida allí? ¿Eras feliz?
La vida normal con lo más sencillo, con lo más básico, con tal de poder comer tres veces al día e ir a la escuela. No puedes compararlo con Europa.

Entonces ¿Qué pasa por tu cabeza para decidir irte?
Necesitábamos un cambio radical después de la muerte de mi padre que era el pilar de la familia. De alguna manera obviamente me veía obligado a ayudar a mi familia. Podía estar allí, trabajar allí, seguir trabajando como lo hacía en el taller pero era poca cosa. Yo necesitaba más.
¿Y cómo fue ?
Me contaron que se podía ir en camión a Yibuti, escondiéndome debajo en un hueco, me dibujaron más o menos lo que tenía que hacer. Lo que no me contaron es que el hueco era muy estrecho, doce horas metido en el camión acabas hecho polvo, sangraba por las dos partes donde me apoyaba, a 45 grados pensaba que mi camino se acababa en ese lugar. Una vez allí a esperar un barco. Y después de cinco intentos y dos años lo conseguí.

¿Cómo te trataron allí?
Depende de con quién te encuentras, hay barcos que sus trabajadores tienen fama de pegar. Eso funciona bien allí, no existe el derecho humano, el más fuerte es el más respetado. Yo entiendo a los barcos para ellos es un marrón, tienen un polizón lo que les va suponer problemas como hablar con los otros barcos, mantenerlo, deportarlo y estar pendiente de él. Por eso actúan con agresividad.

La última vez ¿Cómo fue ese último paso?
Era viernes santo me habían cogido 4 o 5 veces. Cuando llamas tanto la atención la policía te busca porque los barcos se quejan de que siempre seas el mismo, les culpan a los vigilantes de no hacer bien el trabajo.
Yo veía ya mi final porque todo el mundo me aconsejaba que volviera. Si me metían en la cárcel iba morir de loco. Así que me refugie en una iglesia, me pase toda la mañana allí y supe que era mi día. Salí de allí la tarde a plena luz y había algo que me aseguraba que podía conseguirlo. Me fui hasta la playa, no entre en el puerto, desde allí fui nadando, me subí a un barco, tenía una sensación increíble, sin miedo sin nada y gracias al destino al día siguiente se fue. Y aquí estoy, en España.

Y una vez aquí…
Fenomenal, un hombre me recogió de la calle sin más, hizo algo que yo en su lugar no haría, coger a una persona que no conoces de nada y llevártela a tu casa, es difícil sobretodo en este mundo que esta medio loco.

Y ahora unos años después ¿Qué haces con tu vida? ¿Qué vuelves a marcar como objetivo?
Volver a Etiopía, con algo pero volver a mi tierra, después de diez años aprecias los detalles, la vida te enseña , yo en diez años he abierto mi propia empresa, he logrado muchos éxitos y fracasos, he tenido una muy buena experiencia como persona como empresario y como trabajador.

Muchas veces aparecen experiencias de personas inmigrantes que tienen una visión de España muy diferente a lo que es en realidad. ¿Te ocurrió a ti?
Sí, me vendieron Europa, por lo que ves en la televisión por la gente que viene de Europa a África. La forma de vestir de andar de hacer las cosas, son muy vacilones. Tú piensas que en España el dinero se recoge de los árboles, literalmente.

Belén Gimeno

Anuncios

Un pensamiento en ““Pensaba que en España el dinero se recogía de los árboles”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s